Conozcanos

El Ministerio Sembrando La Semilla  nace en el corazón de una valiente y emprendedora mujer, la cual Dios escogió  como instrumento para que levantara un ministerio lleno de la palabra de Dios.

Este ministerio llega a todos ustedes como la lluvia que cae a la tierra y la hace producir semillas de frutos.

Esta visión nació en el corazón de la hermana Carmen Freytes (Awilda). Lo que en un principio era  una promesa de Dios, se convirtió en un llamado directo de parte de Dios al corazón de nuestra hermana Carmen, la cual cariñosamente muchos la conocen como la hermana Awilda Freytes.

Dios puso en ella  el sentir al ver que en la comunidad  y en diferentes lugares había escasez de la palabra de Dios, como también en los tiempos de Eli, el sacerdote, la palabra de Dios escaseaba.

Dios levantó a una mujer que vio la necesidad en ese entonces y fue al altar a gemirle a Dios para decirle señor estoy dispuesta a que uses mi vientre para traer al profeta que necesita la nación de Israel, Ana parecía borracha ante la presencia de Dios porque su corazón gemía por la llegada del profeta.

Dios ?levanta Anas, mujeres llena de gracia para traer cumplimiento a la visión de Dios sobre la tierra. El Ministerio Sembrando La Semilla, se levanta como voz profética en estos tiempos donde hay tanta necesidad espiritual…

La Hermana Carmen Freytes como mujer de Dios no fue ajena al llamado de Dios y presto sus fuerzas  para que el ministerio Sembrando La Semilla, llegara a todos ustedes como lluvia que hace florecer el desierto, para que tu vida sea llena de todo fruto espiritual y material.

En este  año el Ministerio Sembrando La Semilla se compromete llegar a ti, como la bendición del tercer día que es la que nos trajo vida porque al tercer día Cristo fue levantado de entre los muertos. En cada programación tu recibirás una gran bendición de gloria para que todo lo que emprendas y hagas de día y de noche tu padre celestial lo haga prosperar.

Declaramos que la emisora Sembrando La Semilla, ira de gloria en gloria y de poder en poder. Gracias a nuestros Dios por poner sus sueños en el corazón de nuestra muy querida hermana, por eso la bendecimos con un nuevo comienzo, con un nuevo año cargado de su gloria diferente a los demás, donde Dios cambie los sufrimientos de los años anteriores en deleite delante de su gloria. Que el mar te entregue sus tesoros, los arboles te brinden su fragancia, la tierra te entregue sus riquezas, los ríos sus aguas, el sol sus rayos que te iluminen con la luz de una nueva esperanza y logres expandir tu territorio hasta alcanzar tus sueños y tus bendiciónes. Son los deseos de un pueblo entero que conoce tu persona y tu arduo trabajo en la obra del Señor….

Hno.: Roberto Colon

Ministerio Sembrando La Semilla